Héctor Díaz Polanco

Díaz-Polanco, Héctor

An anthropologist and sociologist, is also a research professor of the Center for Research and Higher Education in Social Anthropology (CIESAS) of Mexico. He is renowned as an essayist on the subject of identity, autonomies, and political movements. He has published over 240 texts within his field of specialization, including 20 books as sole author and around 70 as co-author. He has acted as a consultant to the FAO (UN) on indigenous themes; the Nicaraguan government on the design of autonomies (1984-1990); the Zapatista Army for National Liberation (EZLN) during the San Andrés negotiations (1995-1996); and the Autonomous and Country Design Commissions of the National Constitutional Assembly of Bolivia (2007). He has won the International Essay Prize (under the auspices of Siglo XXI Editors, the UNAM and the University of Sinaloa), in 2005; and the Essay Prize of Casa de las Américas (Cuba) in 2008. Among others, Siglo XXI has published his works The Zapatista Rebellion and Autonomy (1997) and In Praise of Diversity: Globalization, multiculturalism and ethnophagia (2006).

viernes, 9 de septiembre de 2011

Celebran el 28 aniversario de la revista Memoria

Intelectuales y políticos celebran el 28 aniversario de la revista Memoria
Analizan desde diversas perspectivas los retos de la izquierda hacia 2012
El país, en la máxima crisis de representatividad: Paco Ignacio Taibo II
 El escritor Paco Ignacio Taibo II; Héctor Díaz Polanco, director de la revista Memoria, y el senador perredista Pablo Gómez en el Club de Periodistas. Foto: Francisco Olvera
Alma E. Muñoz
Periódico La Jornada
Viernes 9 de septiembre de 2011.
En el 28 aniversario de la revista Memoria, los retos de la izquierda hacia 2012 fueron analizados desde diversas perspectivas, mientras el país se encuentra en la máxima crisis de representatividad, como definió Paco Ignacio Taibo II.
El escritor habló de una nueva clase social, conformada por personas que se profesionalizaron en el proceso de acceso a espacios de poder, de representación partidaria. Preguntó si se tiene idea de la dimensión de esta nueva clase social, que va desde un barrendero en Morelia, que no sabe barrer pero está ahí porque es primo de no sé quién, hasta (el perredista) Jesús Ortega.
Manifestó que ese grupo está, por lo tanto, generando su manera de vivir en sociedad, a partir del empleo que le da o los aparatos partidarios, o los congresos, o los ayuntamientos, o los gobiernos estatales.
Por su parte, el senador Pablo Gómez reiteró que la tarea principal del PRD y de toda la izquierda es elaborar un plan político dirigido a aquella parte de la sociedad que pueda recibir el mensaje y adherirse; se refirió a un planteamiento para cambiar las relaciones de poder y, por lo tanto, derrotar a una oligarquía muy poderosa.
Apeló a esta construcción, aunque criticó que en el sol azteca haya una orfandad de análisis, porque no es objeto de la dirección actual analizar nada del país. Afirmó que su función no es orientar, sino menear, administrar una franquicia electoral; maniobrar, muñequear, como ustedes quieran llamarle a esto, planteó a los asistentes al Club de Periodistas, donde se realizó la celebración.
El antropólogo Armando Bartra dijo que en México hay muchas izquierdas, pero sobre todo hay dos verdaderas y legítimas: la izquierda social reformista y la izquierda política o revolucionaria.
Anotó que la primera piensa que aun sin cambiar a este gobierno es posible y necesario corregir algunos males importantes, y emprende esta tarea, se organiza, moviliza, se preocupa, para negociar con este gobierno los cambios que considera necesarios.
Mientras, la izquierda política revolucionaria piensa que para eliminar del país estos males sociales es necesario, aunque no suficiente, cambiar este gobierno, y por tanto se moviliza y organiza.
En la actual coyuntura de fin de sexenio –apuntó–, la izquierda social reformista sigue de todas maneras centrada en buscar el diálogo con el gobierno saliente, y en algunos casos algunos de sus representantes dicen descreer en la trascendencia de la elección de 2012. Mientras la izquierda política revolucionaria se centra en crear una fuerza capaz de ganar la elección, de defender el triunfo, de impulsar las grandes mudanzas, desde abajo y con un nuevo gobierno.
Por su parte, el presidente del PRD capitalino, Manuel Oropeza, indicó que 2012 es la oportunidad para que, por medio de un cambio pacífico y por la vía electoral, se pueda derrotar al modelo neoliberal y a sus dos partidos de derecha: PAN y PRI.
En su oportunidad, Pedro Miguel, colaborador de este diario, expresó su preocupación porque vamos a entrar a unas elecciones en un estado de guerra entre bandas delictivas, e incluyo al gobierno federal.
El director de Memoria, Héctor Díaz Polanco, agradeció el apoyo brindado por el director fundador de este diario, Carlos Payán.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Debate sobre la izquierda con Revista Memoria

MÉXICO ENFRENTA SU MÁXIMA CRISIS DE REPRESENTATIVIDAD: PACO IGNACIO TAIBO II
“La inmensa mayoría de los ciudadanos de izquierda no sólo no se siente representada, sino que está enfadada con sus representantes”, afirma Paco Ignacio Taibo II, al participar en el 28 aniversario de la revista Memoria
“Hay mucho que hacer rumbo a la cita del primero de julio del 2012, sobre todo cuando la derecha prepara el recambio a través de querer imponer el regreso del PRI y la candidatura de Enrique Peña Nieto”, asegura Manuel Oropeza
Historiadores, escritores, antropólogos y líderes partidistas expusieron sus puntos de vista sobre los retos que el PRD y la izquierda mexicana tendrán en el 2012, y coincidieron en que si bien existe una crisis de representatividad en México, el proceso electoral es una excelente oportunidad para que por la vía pacífica y electoral se derrote al modelo neoliberal y a sus dos partidos de derecha representados en el PRI y PAN.
Al participar en el 28 aniversario de la revista Memoria, que dirige Héctor Díaz-Polanco, el presidente del PRD en el Distrito Federal, José Manuel Oropeza Morales, estableció que “hay mucho que hacer” rumbo a la cita del primero de julio del 2012, sobre todo cuando la derecha prepara el recambio a través de querer imponer el regreso del PRI y la candidatura de Enrique Peña Nieto, lo cual implicaría un grave desastre y una crisis más profunda de la que ya por sí padece el país.
“El 2012 está a la vuelta de la esquina y ahí no se va a acabar la historia, no se va a acabar el mundo, es una oportunidad para cambiar el país por la vía electoral y pacífica”, agregó Oropeza Morales, quien se pronunció por aportarle a la insurgencia cívica popular y a la unidad del PRD, PT y Partido Movimiento Ciudadano, así como a movimientos como Morena para ganar la elección de julio y comenzar el proceso de transformación que requiere el país.
“Hemos tenido dos victorias en las urnas (en 1988 y 2006), hemos sufrido dos fraudes y hacia el 2012 tenemos nuevamente una oportunidad, un reto para derrotar a la derecha y a sus dos partidos y al proyecto neoliberal que encarnan y que viene agudizando la crisis en México”, aseguró.
En el acto, celebrado en el Club de Periodistas de México, el escritor Paco Ignacio Taibo II, dejó en claro que todos los sectores progresistas “tenemos que marchar juntos” rumbo al 2012, porque la fragmentación sólo favorece a la derecha.
No obstante, consideró que en estos momentos se enfrenta la “máxima crisis de representatividad” en México, que tiene que ver no con el repliegue social, sino con la ausencia de representatividad en términos de vanguardia y organización.
“La inmensa mayoría de los ciudadanos de izquierda no sólo no se siente representada, sino que está enfadada con sus representantes”, afirmó el novelista al considerar que en el país se formó una nueva clase social conformada por personas cuyo origen está en los diversos movimientos sociales de los últimos 40 años y que se incrustaron a partir del empleo que se les da en los aparatos partidarios, el Congreso, los gobiernos estatales y los ayuntamientos.
El senador Pablo Gómez dijo que en este momento la tarea principal del PRD y la izquierda mexicana es modificar las relaciones de poder prevaleciente, dado que en las últimas décadas se creó una oligarquía muy poderosa, que es la que toma las decisiones fundamentales en el país más allá del estado.
El reto, agregó, es destruir las relaciones de poder existentes y derrotar a la oligarquía que tiene en sus manos el poder del estado mexicano y que ha llevado al país al estancamiento económico, al aumento de la pobreza y a la ausencia de progreso material.
En el evento también participaron el antropólogo, Armando Bartra, el periodista de La Jornada, Pedro Miguel, y el director del Instituto de Formación Política del PRD capitalino, Roberto Rico.

lunes, 5 de septiembre de 2011

PREMIO DE ENSAYOS PICÓN SALAS

Una nueva mirada a José Lezama Lima sedujo al jurado del Premio Mariano Picón Salas


La obra “El tiempo dorado por el Nilo. Otra lectura de José Lezama Lima”, del escritor cubano Roberto Méndez Martínez, se alzó con el Premio Mariano Picón Salas, en su quinta edición, por abordar de manera original el arte poético y narrativo del intelectual de La Habana que este año cumple 100 años de su nacimiento.
Uno de los jurados, el antropólogo mexicano Héctor Díaz Polanco fue el encargado de leer el veredicto donde se destaca que el ensayo, que destacó entre unos 95 trabajos enviados, “permite la lectura de la obra artística y de la cosmovisión de este fundamental y polémico escritor cubano”.
Además, apuntaron que Roberto Méndez Martínez pone en evidencia el alto compromiso de José Lezama Lima con el arte y la producción literaria de su tiempo, “en ningún momento perturbado por sus posturas religiosas, políticas y personales”.
La también miembro del jurado, la ensayista venezolana Mariana Libertad Suárez, ganadora de la edición anterior, destacó que el autor muestra propuestas filosóficas y éticas fundamentales contenidas en los trabajos de Lezama Lima y señaló que por lo menos otras de las 10 obras participantes son publicables.
También se concedieron dos menciones de honor, una para el ensayo del autor mexicano Francisco Enrique Muñoz denominado Del cine portno, al cine Snuff (La fusión de la sandre y el semen), calificado como “osado, analítico y con estilo novedoso”, mientras que la segunda fue otorgada a El clamor de las ruinas. Una interpretación cultural de las narrativas personales de exiliadas españolas en México, de Helena López González de Orduña.
Con respecto a esta última obra, Suárez destacó el uso que hace la ensayista a autores desconocidos que rompe con los paradigmas y referencias que señala “el ojo dominante”.
El argentino Pablo Gentili, quien también estuvo en las deliberaciones, apuntó que los ensayos paricipantes hablan muy bien de la riqueza de la producción, dentro de este género en América Latina.
“En este contexto de grandes transformaciones se están produciendo cambios muy significativos en el pensamiento social, en el pensamiento crítico, y por suerte en este género tan poco conocido: el ensayo. Hay una relación entre los procesos de cambio y la producción académica, literaria, intelectual y crítica”.
Díaz-Polanco también resaltó ensayos sobre las obras de poetas y narradores latinoamericanos ya consagrados, y otros con un enfoqe más antropológico o sociológico, como por ejemplo uno sobre la obra y vida de Reverón, que calificó de “atrevido y exhaustivo”.
“Los ensayos, están marcados por una línea general, tienen una tendencia: dar cuenta de la realidad que estamos viviendo. A medida que empezamos a salir, a despertar de la pesadilla neoliberal aparecen esfuerzos ensayísticos de nuevo cuño que se ponen a la altura de los acontecimientos”.
La entrega del premio se realizará el 19 de octubre, en el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos, fecha en la cual se prevé la publicación del ensayo ganador.

sábado, 3 de septiembre de 2011

Taller "Diversidad y multiculturalismo" en el Rómulo Gallegos de Venezuela



El escritor y antropólogo mexicano Héctor Díaz-Polanco fue el moderador del conversatorio Diversidad vs multiculturalismo en la globalización en el cual se plantearon temas de la sociedad contemporánea, costumbres y sus evoluciones. El Taller se efectuó el 18 y 19 de agosto de 2011, en el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg).
Díaz-Polanco indicó que uno de los errores de la sociedad actual ha sido diferenciar las comunidades étnicas de las clases. Recordó que para realizar un verdadero cambio político no debe haber diferencia entre estos dos, “está mal planteado el discurso de concepto de etnias y está mal planteado el concepto de clases sociales; lo étnico lo plantean como fuera de tiempo, las clases como lo innovador y los dos están relacionados”, afirmó.
Añadió que el tema de la cultura no es un asunto teórico ni aislado sino “práctico-político”. Esto ha sido un punto de debate en el pensamiento izquierdista. “La visión de la izquierda sobre clase social fue reduccionista, pues se simplificó únicamente a la economía, obviando otros temas de interés, lo cual ha sido un error”, dijo.
“Lo que nosotros planteamos fue incluir otras dimensiones. Para definir una clase social hay que tomar en cuenta la dimensión cultural, la política y simbólica”, resaltó el escritor.
Aclaró que no se puede confundir lo étnico con la etnicidad.  “Lo étnico es la naturaleza o expresión concreta de identidad de un grupo particular; la etnicidad es una característica de toda agrupación humana”. Así mismo manifestó que la política, la cultura, la economía es lo que define a una sociedad y también a las clases sociales.
Díaz-Polanco opinó que la transformación de una sociedad depende de la inclusión de los pueblos indígenas a las clases y las clases deben incluir a los indígenas. “Hay quienes piensan que ciertos grupos sociales pueden ‘salvarse’ solos y encontrar soluciones sólo para ellos. La respuesta es que no; el problema es global, sistémico, por lo cual la lucha debe ser global y unidos”.
El autor mexicano expresó que el multiculturalismo tiene como propósito despolitizar la economía, culturizar la política; al lograr esto se obtiene “una política cultural y una economía cultural”, añadió.
Para concluir el escritor dijo que la razón del éxito del liberalismo ha sido la implantación en la sociedad de un pensamiento global a través de la razón universal. Aceptar este universalismo, a su juicio, ha sido un error de la izquierda. A menudo a la izquierda le falta  “universalizar su propio pensamiento”.



© 2011 Ministerio del Poder Popular para la Cultura
Escríbanos a mppc@mincultura.gob.ve Av. Panteón Foro Libertador, Edif. Archivo General de la NaciónPB. Telf.: +58 (0212) 509.56.00.

Premio Picón Salas de Ensayo a autor cubano


Roberto Méndez Martínez gana premio de ensayo
El Mariano Picón Salas se le otorgó al cubano por el texto sobre Lezama Lima

DUBRASKA FALCÓN | EL UNIVERSAL
Viernes 19 de agosto de 2011. 
Roberto Méndez Martínez (1958) es el nombre del ganador de la edición V del Premio Internacional de Ensayo Mariano Picón Salas. Cubano de nacimiento, el poeta, ensayista y narrador, conquistó al jurado del galardón, conformado por Héctor Díaz-Polanco, Pablo Gentili y Mariana Libertad Suárez, con la obra El tiempo dorado por el Nilo. Otra lectura de José Lezama Lima.

"El jurado estima que este texto aborda de manera original el arte poético y narrativo de José Lezama Lima, más allá de la mera crítica literaria (...) El ensayo trasluce un riguroso proceso de investigación y escritura que resalta su corrección metodológica, su intensidad expresiva y su equilibrio analítico", leyó ayer Héctor Díaz-Polanco en la Fundación Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos.

Entre los 95 manuscritos que fueron examinados, la obra de Méndez Martínez fue seleccionado porque "propone una lectura orgánica" de Lezama Lima, según lo afirmó Libertad Suárez. "Utilizó materiales reflexivos que tan solo se pueden ver a través de ese ensayo", apuntó.

De los 10 finalistas al premio además del ganador se concedieron dos menciones de honor. La primera recayó en el ensayo Del cine porno, al cine Snuff (la fusión de la sangre y el semen) del mexicano Francisco Enrique Muñoz. "Se trata de un texto osado que aborda con rigor analítico y estilo novedoso una temática poco considerada o de plano evadida por el pensamiento latinoamericano", dijo Héctor Díaz-Polanco.

Y la segunda mención, fue para El clamor de las ruinas. Una interpretación cultural de las narrativas personales de exiliadas españolas en México, de la española Helena López González de Orduña. "A partir del rescate de voces poco estudiadas por la historiografía dominante, aborda problemas fundamentales del pensamiento contemporáneo como el exilio, la memoria, la construcción del género o la identidad en un periodo de la historia fundamental para las luchas por las reivindicaciones femeninas", señaló el jurado.

domingo, 17 de abril de 2011

VI Congreso del Partido Comunista de Cuba

Héctor Díaz-Polanco: “Profundizar el proceso democrático y socialista en Cuba”
Inaugurado VI Congreso del Partido Comunista de Cuba

TeleSUR

Los debates del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) iniciaron este sábado con el objetivo de analizar el proceso de actualización del modelo económico y social del país. Las deliberaciones, en las que participan mil delegados electos, estuvieron precedidas por un amplio desfile que conmemoró el 50 aniversario de la proclamación del carácter socialista la Revolución de Cuba y la victoria de Playa Girón.

A las 16H00 locales, (20H00 GMT), comenzó la sesión del cónclave en el capitalino Palacio de las Convenciones.

Durante cuatro días sesionará el congreso sobre el Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

Para que pudiese ser debatido por los delegados del Congreso, el documento fue sometido a debates populares que se desarrollaron desde diciembre de 2010 hasta el mes de febrero de este año en centros de trabajo, estudio, y en las comunidades.

El próximo 19 de abril culminan las sesiones del cónclave, en el que también se escogerán los órganos dirigentes del PCC: Comité Central (125), Buró Político (19) y el Secretariado (10).

Este VI Congreso del PCC, que se reúne a puerta cerrada, fue convocado por Raúl Castro para aprobar un plan económico y social, cuyas reformas tomarán como mínimo cinco años, según lo anunció en marzo el propio gobernante.

Al respecto, en declaraciones a teleSUR, el académico Héctor Díaz-Polanco, explicó que “se requiere hacer cambios fundamentales, no en el modelo (...), cambios del experimento que se ha realizado en Cuba en los últimos cincuenta y tantos años”.

“Se trata de una gran readecuación para intentar justamente que ésta responda a las realidades del país”, sostuvo.

Los cambios estarán enfocados en “profundizar el proceso democrático y socialista en Cuba y que socialismo y democracia vayan de la mano”, remarcó el estudioso.

Fidel Castro, de 84 años, reveló hace tres semanas que renunció a la máxima jefatura del PCC, cuando enfermó en julio de 2006, por lo que se espera que el Congreso lo reemplace por Raúl.

El PCC constituye la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, y tiene la responsabilidad de organizar y orientar los esfuerzos comunes hacia la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista.

Así lo especifica el artículo 5 del capítulo I de la Constitución cubana, que proclama desde su tercera reforma en 2002 que el carácter socialista de la Revolución iniciada el 1 de enero de 1959 es irreversible.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Línea política del Nuevo Proyecto Alternativo de Nación


Políticos e investigadores
demandan que no se siga falsificando la democracia
 López Obrador se dirige a 10 mil personas en el Auditorio Nacional.
Esbozan la línea política del Nuevo Proyecto Alternativo de Nación propuesto por López Obrador.
Acabar con la enfermedad de la ambición impuesta por los poderosos, otro reclamo.

Ciro Pérez Silva

Periódico La Jornada
Lunes 21 de marzo de 2011.

La falsificación de la democracia viene de la subordinación de la política y los políticos a los negocios y a los intereses económicos. La afirmación de una real democracia exige la participación del pueblo en la toma de decisiones y para ello se requiere recobrar los valores comunitarios y la creación de instituciones participativas, así como una ética de responsabilidades y de pleno respeto a los derechos humanos, individuales y sociales, advirtió Víctor Flores Olea, al esbozar la línea política del Nuevo Proyecto Alternativo de Nación.
Condenó la política neoliberal, para la cual los pobres no tienen derechos ni lugar ni prerrogativa alguna. Son desechables y han de vivir excluidos. En este Proyecto Alternativo de Nación, dijo, el Estado y sus propósitos de igualdad y equilibrio son más altos que la voracidad del mercado. ¡El mercado ha de someterse a los fines sociales del Estado! ¡El mercado es para la sociedad y no la sociedad para el mercado!
Raquel Sosa continuó con la presentación del documento y afirmó que la única salvación posible para el pueblo es volver a tejer nuestras comunidades en todos y cada uno de los espacios en que las destruyó la enfermedad de la ambición que impusieron los poderosos.
Aseguró que nadie, más que nosotros mismos, podemos garantizar que las necesidades se conviertan en derechos: el derecho a que sea protegida la dignidad de la vida; el derecho a la prevención y cuidado de la salud; el derecho a residir en una vivienda segura con servicios; el derecho a un transporte público eficaz, en calles y caminos por los que se transite sin zozobra; el derecho a tener un trabajo, con un salario remunerado y prestaciones laborales, entre otros.
En su turno, Rogelio Ramírez de la O afirmó que el plan económico del Proyecto Alternativo de Nación es el único distinto de lo que aplican desde hace 30 años, y siguen aplicando, el PRI y el PAN. Este proyecto sostiene que con 54 millones de pobres y medio millón de migrantes a Estados Unidos cada año por falta de empleo, la economía no puede estar fuerte.
Dichos partidos suponen, añadió, que para crecer más se requiere privatizar el petróleo, la salud, los servicios públicos y todo lo que se pueda. Este proyecto, por el contrario, contempla el fortalecimiento del petróleo bajo la propiedad de la nación y administrado por el Estado para convertirlo en palanca del desarrollo.

Díaz-Polanco abordando el tema cultural.

Héctor Díaz-Polanco sostuvo a su vez que si no logramos frenar y revertir los efectos de la moral oligárquica, egoísta, individualista e individualizadora que procura destruir las raíces morales, populares acumuladas a lo largo de siglos, estaremos en grandes dificultades para promover los cambios de fondo en el país y consideró que es difícil concebir transformaciones significativas sin plantear cambios éticos, morales e intelectuales. Por eso es tan acertado que el nuevo Proyecto de Nación los coloque como uno de sus ejes, en sintonía con la insistencia de López Obrador en la importancia que revisten, lo que se sintetiza en la urgencia de crear una nueva corriente de pensamiento y en el renacer de una nueva conciencia en el pueblo mexicano.
Finalmente, Armando Bartra subrayó que ante los mexicanos se abren dos caminos: el de la continuidad, que conduce al abismo, y el del cambio verdadero. Advirtió que sin organización el Movimiento de Reconstrucción Nacional no tiene nervio, no tiene músculo, no tiene sangre, y aseveró que el Nuevo Proyecto de Nación es mucho más que un programa de gobierno. Es un plan de reconstrucción nacional que compromete a todas y a todos, no sólo al gobierno progresista que queremos.

Libro: Nuevo Proyecto de Nación, Grijalbo, México, 2011.

Se trata de un plan estratégico, ambicioso, visionario, que no es para un sexenio sino para muchas generaciones. Salvar a México de la decadencia y construir el país que queremos, no es tarea exclusiva de políticos y funcionarios públicos, por responsables, honestos y cumplidores que éstos pudieran llegar a ser cuando ganemos. La recuperación de México es tarea de todos.

Auditorio Nacional: Nuevo Proyecto de Nación

Presentación del Nuevo Proyecto de Nación
Cinco oradores y un coro gigantesco acompañaron a AMLO
De la cumbia Morena a la revolución de las conciencias

Andrés Manuel López Obrador en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México.

Jaime Avilés

Periódico La Jornada
Lunes 21 de marzo de 2011.

Rara vez una organización de izquierda nace tan completa. Aquí hay proyecto, hay programa, hay táctica, hay estrategia, hay himno, hay líder y hay pueblo, dijo ayer una entusiasta del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que desafiando mil peligros viajó en autobús desde el norte de Coahuila para conocer los 50 puntos del Nuevo Proyecto Alternativo de Nación y la pegajosa cumbia magonista del veracruzano Byron Barranco, que desde sus primeras notas alborotó al público.
Cinco oradores –Armando Bartra, Víctor Flores Olea, Rogelio Ramírez de la O, Héctor Díaz-Polanco y Raquel Sosa– exaltaron, uno, la importancia de la organización de las bases sociales para, dos, desarrollar una nueva política interior y exterior; tres, una nueva economía; cuatro, una revolución de las conciencias y, cinco, la restauración del Estado como espacio de felicidad y libertad, a efecto, diría Andrés Manuel López Obrador, de refundar la República.
Nada más, pero nada menos. Eran las 10 de la mañana con 10 minutos y las 10 mil butacas del Auditorio Nacional estaban ocupadas por personas que, pasando grandes penurias, vinieron al Distrito Federal de todo el país, mientras en el presídium decenas de intelectuales aguardaban a los lados y detrás de López Obrador, sentados en dos filas, cuando entró al escenario un gordito con uniforme del Reclusorio Oriente, como el del protagonista de Presunto culpable, y comenzó a limpiar el piso con un mechudo.
Fajina con ritmo
Estaba peinado de trencitas, como Ed Norton en la película Karma, y Claudia Sheinbaum, la maestra de ceremonias, intentó correrlo, pero de pronto las torres de sonido estallaron al compás de una música de tambores, sintetizador y acordeón, y el supuesto presidiario que hacía fajina se desabotonó el uniforme para mostrar una camiseta que ostentaba una sola y liberadora palabra: Morena, que es también el título de su nuevo hit.
Raza de bronce de piel morena/ pueblo de México en general/ vamos unidos a la faena/ por la regeneración total//. Para lograrlo se necesita/ nomás tu credencial de elector/ si es que la patria recapacita/ y cuida tu voto libertador/. Que la derecha ya no descuadre/ el resultado de la elección/ para que no nos vengan con fraude/ sólo hace falta organización. ¡Morena!, cantaba Byron Barranco, bailando micrófono en mano, y la gente coreaba ese rítmico ¡Morena!, intercalado en el estribillo: (¡Morena!) El movimiento del pueblo unido para cambiar/ (¡Morena!) la vida pública lograremos regenerar/ (¡Morena!) el pueblo puede salvar al pueblo, tengamos fe/ (¡Morena!) te invito a ser un protagonista, haz tu comité...
Así, con esta alegría, entre aplausos para el cantautor que ganó por concurso el derecho de grabar el himno del Morena, arrancó la sesión de trabajo. A nombre de los estudiosos del campo, Armando Bartra reveló que si bien México legó al mundo la semilla básica del chocolate, actualmente, en todo el país, pocas hectáreas producen cacao. Y tras subrayar que sin organización esta lucha no tiene nervio ni músculo ni sangre, compartió la observación de un agricultor chiapaneco, quien propuso crear el delito de corrupción, inexistente en los códigos penales, y el agravante de impunidad, que tampoco se contempla en ninguna ley.
A su vez, el economista Ramírez de la O habló de los recursos fiscales que pretende obtener el gobierno que el año próximo podría surgir del Morena. Para que todos los productores sean eficientes, y no sólo unos cuantos, dijo, el Estado les venderá energéticos a precios competitivos, creará infraestructura, invertirá en educación y salud y combatirá los monopolios. Impulsará proyectos de desarrollo regional de alto impacto, apoyará la agricultura, la reforestación, la pesca, la ciencia y la tecnología en beneficio de los más desfavorecidos. Eliminará las pensiones de los ex presidentes y los privilegios de la alta burocracia, con lo que se ahorrarán cientos de miles de millones de pesos. Por otra parte, sin imponer el IVA a alimentos y medicinas, pero simplificando el pago de impuestos, la Secretaría de Hacienda captará 500 mil millones de pesos más cada año.

 
Carlos Payán, Víctor Flores Olea y Héctor Díaz-Polanco, al finalizar el acto del Movimiento de Regeneración Nacional en el Auditorio Nacional de la ciudad de México. Foto: Santiago Salmerón.

Flores Olea, profesor y diplomático, al esbozar las características de la política exterior del eventual gobierno morenista aseguró que México dejará de ser el sur del norte para volver a ser el norte del sur, en claro rechazo al sometimiento de Los Pinos a la Casa Blanca, y en señal de compromiso con los pueblos de América Latina que luchan por un modelo alterno al neoliberal.
Al antropólogo Díaz-Polanco le tocó definir el punto de vista que el nuevo proyecto tendrá sobre la cultura, y dijo que cuando se habla de alcanzar crecimiento económico, democracia, desarrollo y bienestar, se indica que esto sólo será posible mediante una revolución de las conciencias, sustentada en la cultura del pueblo mexicano, lo que implica, precisó, adoptar medidas profundas en el campo de la educación, la investigación científica y tecnológica y la promoción y la gestión cultural, sin olvidar que sin ética no hay estética.
Única oradora de un grupo de 35 intelectuales en el que había seis mujeres más, Raquel Sosa, secretaria del gobierno legítimo, señaló que se debe refundar el Estado nacional como un espacio para la felicidad y el bienestar en cada una de nuestras comunidades para que finquemos nuestra confianza en sólidas relaciones basadas en el respeto, el aprecio por los demás (y) la solidaridad verdadera.
Y entonces, antes del discurso de López Obrador, las pantallas electrónicas de la gran bóveda de Reforma, estrenaron el videoclip de Morena, y entre los versos de Byron Barranco apareció un microbús, de la línea Morena por supuesto, al que a su paso por la Avenida Democracia Verdadera se van trepando hombres y mujeres de todas las clases sociales, hasta que el moderno y limpio transporte topa con una carcacha, pintada de blanco y azul, y recoge a sus pasajeros que de muy mal humor piden un aventón que los saque del hoyo en que se encuentran.
Morena hija, morena hermana/ morena madre de la nación/ protege la lucha mexicana/ cuida las urnas en la elección//. Que la derecha ya no descuadre/ el resultado de la elección/ para que no nos vengan con fraude/ sólo hace falta organización.//
Recalentado el buen humor de la mañana dominguera por las imágenes del videoclip, Andrés Manuel tomó la palabra, vestido de negro con corbata roja, para suscitar numerosas ovaciones mientras leía los 50 puntos del Nuevo Proyecto Alternativo de Nación –los aplausos subieron de tono cuando prometió revisar el TLCAN, democratizar los medios de comunicación, acabar con el cacicazgo de Elba Esther Gordillo, correr a Genaro García Luna, cobrar impuestos a las mineras, construir cinco refinerías, prohibir la siembra de transgénicos, fomentar cooperativas como la de Pascual, apoyar a las comunidades indígenas, impedir que los jóvenes sigan cayendo asesinados por la guerra estúpida de Calderón, entre otros–, pero no sólo ofreció el remedio, sino también el trapito.
Para derrotar a la oligarquía por la vía pacífica (y) establecer una verdadera democracia, informó que Morena va a crear un comité ciudadano alrededor de cada una de las 65 mil casillas para votar que hay en México, a fin de evitar un nuevo fraude electoral, y reiteró que si a finales de diciembre hay 4 millones de protagonistas del cambio afiliados al movimiento, y en 2012 cada uno de ellos convence a cinco personas más, para julio se podrá contar con 20 millones de ciudadanos que lleven a cabo la transformación del país sin violencia.
De todo esto se hablaba ayer por la mañana en el Auditorio Nacional, mientras sin proyecto, ni programa, ni táctica, ni estrategia, ni líder, ni pueblo, en otro lado de la ciudad se deschongaban los que pelean por los despojos del PRD.

Presentación del Nuevo Proyecto de Nación en el Auditorio Nacional

MORENA: de la resistencia a la reconstrucción
por Samara

Este 20 de marzo es un parte aguas, no sólo para el movimiento lopezobradorista, sino para el país. La presentación formal de la versión final del Nuevo Proyecto de Nación, y su integración como marco referencial del Movimiento de Renovación Nacional (MORENA), inician una nueva etapa, en la que las acciones de resistencia se transfiguran en acciones de organización y cambio. Y qué mejor fecha para presentar a MORENA que el 20 de marzo; el desfase cronológico de un día no le quita el valor simbólico al acto. La conmemoración del nacimiento de Benito Juárez y de la entrada de la primavera son señales de cambio y de renovación. Y muchas cosas sucedieron durante las dos horas y media que duró la presentación. Aquí la reseña y algunas imágenes.

Los contingentes de diversas delegaciones y los provenientes de provincia se dieron cita desde muy temprano en las afueras del Auditorio Nacional, a sabiendas de que la asistencia sobrepasaría con mucho la capacidad del lugar. Desde las 9:00 AM la afluencia de personas era ordenada, y constante, de tal modo que para las 10:00 AM el lugar estaba lleno al 100%; y para cuando inició el acto, nos enteramos que mucha gente tuvo que quedarse afuera.
Interior del Auditorio Nacional pocos minutos antes de iniciar el acto.

Durante la espera el público hace gala de su buen humor y se dedica a echar porras a la UNAM, a hacer “la ola” ; a gritar consignas y a vitorear a las celebridades que ingresan, como Gerardo Fernández Noroña y Alejandro Encinas. Poco a poco, los autores del Nuevo Proyecto de Nación van ocupando sus sillas en el foro del Auditorio.

Peor el momento apoteósico es cuando Andres Manuel López Obrador entra al lugar, dentro de un gran punto de luz y en medio de una nube de fotógrafos y gente del público que quiere saludarlo. La ovación es inmediata y dura todo el lentísimo y atropellado recorrido hasta el foro. En medio del escándalo pocos advierten un detalle extraño: un empleado de limpieza se pone a trapear el foro insistentemente, aun cuando AMLO está a punto de subir; el empleado sigue haciendo su trabajo en una esquina y cuando AMLO ocupa su asiento, el empleado sale hasta el frente y sigue trapeando. Claudia Sheinbaum, quien funge como maestra de ceremonias lo conduce hacia un lado del foro, pero el empleado se escabulle y logra llegar hasta el micrófono del podio. Le pregunta al público si se escucha bien y la gente, extrañada, le dice que sí, en ese momento comienza una rola muy rítmica, mezcla de rumba flamenca, cumbia y reggae. El empleado se abre el overol y muestra una camiseta con las siglas MORENA y comienza a cantar el nuevo tema del Movimiento. Todo fue un pequeño “performance” para presentar la canción. El público agarra la onda y se pone a palmear y a bailar divertidísimo.

Termina la pachanga y empieza lo sustancial. El programa incluye a cuatro oradores antes de AMLO, así que hay mucho que escuchar. Armando Bartra, quien se encarga de introducir al auditorio en la historia y en la esencia del Nuevo Proyecto de Nación. Señala como un punto esencial de origen a los Sentimientos de la Nación (texto esencial de la Independencia cuyo autor fue José María Morelos), y menciona insistentemente que esta nueva versión recoge las recomendaciones, no sólo de los especialistas invitados, sino de gente de toda a República que aportó su conocimiento y experiencia para mejorar los planeamientos del Proyecto. Indica que una de las consignas de AMLO es no usar palabras suaves para presentar y discutir el proyecto, sino mencionar las cosas como son, sin atenuantes ni eufemismos. Finalmente señala que este proyecto es el marco de referencia para la organización del Movimiento, ya que una no puede existir sin el otro, y eso es un elemento vital para el éxito de este movimiento.

 
Claudia Sheinbaum conduciendo el acto.


 
Armando Bartra en su discurso de introducción.
El primer orador es Víctor Flores Olea, quien habla de la globalización y sus repercusiones en la democracia y la economía. En un brillante discurso habla de una falsificación de la democracia como consecuencia de la subordinación de la política a los negocios. Asimismo, plantea que la globalización debería verse como una posibilidad de cooperación y solidaridad entre los pueblos del mundo, idea muy lejana a la colonización mental que genera el neoliberalismo. Dentro de este nuevo esquema, el mercado debería estar al servicio de la sociedad y no al revés. También hace alusión a la nueva reforma laboral, hecha a la medida de los dogmáticos neoliberales, y en el plano de política exterior, señala que es necesaria una revisión del TLC; la reducción de asimetrías, y el acercamiento con los países del Sur, a los que estamos unidos históricamente.

 
Víctor Fores Olea hablando sobre asuntos internacionales, economía y sociedad.


El segundo orador es Rogelio Ramírez de la O, quien aborda los aspectos económicos del Proyecto. Plantea la creación de una nueva economía libre de monopolios, en donde se fortalezca la demanda nacional; se favorezca la inversión en energía, ciencia, agricultura y proyectos regionales de alto impacto. Se busca también bajar los gastos del gobierno; crear una verdadera reforma fiscal y estimular la competencia. En el ramo energético, se buscará que el petróleo crudo se procese en México y que se establezcan precios competitivos y eliminar las políticas recaudatorias existentes para las gasolinas y el diesel. Asimismo, se busca crear una sinergia con la inversión en ciencia y tecnología para fomentar el uso de energías renovables.

 
Rogelio Martínez de la O hablando de economía...

El discurso de la tercera oradora, Raquel Sosa, es quizás el más retórico de todos y se enfoca a hacer un recuento de los derechos que es necesario alcanzar a través de una adecuada política social, dirigida a establecer un Estado de Bienestar. Entre los derechos fundamentales que menciona están la salud; vivienda digna; transporte; trabajo remunerado y prestaciones; información; educación; cultura; libertad de expresión; derecho a decidir sobre el propio cuerpo; protección en condiciones de exclusión; protección a personas de la tercera edad; protección al medio ambiente; vivir en paz y autonomía de los pueblos originarios.

 
Raquel Sosa hablando de política social.

Héctor Díaz Polanco, el cuarto orador, en un discurso brillantemente articulado, menciona que el aspecto cultural es un tema transversal a todo el Nuevo Proyecto de Nación, y la cultura debe entenderse en un sentido amplio, primero como una nueva cultura democrática que valore la diversidad y lo pluricultural. Esto implica necesariamente un cambio cultural y moral (lo que se plantea en el primer punto del Proyecto: la revolución de las conciencias). De esta forma, es importante generar una descolonización del pensamiento; y un rescate del espacio público; una creación cultural colectiva y una responsabilidad compartida. Se pronunció por llevar el desarrollo cultural mas allá del simple consumo y de las industrias culturales, y una de las frases más importantes que expuso en su discurso es la que emitió el español José María Valverde al renunciar en 1965 a su cátedra de Estética en protesta por la expulsión de López Aranguren de su cátedra de Ética de la Universidad de Madrid, en aquellos oprobiosos años del franquismo: “No hay estética sin ética”.

 
Héctor Díaz Polanco hablando de cultura.

Finalmente, llegó la esperada participación de AMLO, después de un breve receso en el que se transmitió el videoclip oficial del tema de MORENA. Un resumen del discurso AMLO puede consultarse en este link:

http://gobiernolegitimobj.blogspot.com/2011/03/urge-derrotar-oligarquia-para-una-real.html?spref=fb

 
Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo es importante mencionar varios aspectos relevantes de este discurso:

1. Los 50 puntos mencionados por AMLO pueden considerarse como un avance programático del Nuevo Proyecto de Nación. Llegado el momento, estos puntos se plantearán necesariamente como parte de diversas estrategias, con metas, plazos y actividades. Por ahora es suficiente con demostrar que los postulados del Proyecto pueden generar líneas programáticas concretas, viables y tangibles.

2. El discurso emitió mensajes claros para entidades como la oligarquía y los sindicatos, pero también para personas concretas, como Carlos Slim y Elba Ester Gordillo, y para empresas específicas como la cooperativa de refrescos Pascual. Esto no es una simple casualidad, sino una estrategia de acercamientos y deslindes (según el caso) que marcarán las reglas del juego político.

3. En contraste, hubo un mensaje simbólico dirigido al PRD y manifestado en un detalle tan aparentemente nimio como el color de la corbata de AMLO, la cual dejó de ser color amarillo para volverse roja, como el color predominante del escudo de MORENA.

4. Los fundamentos teóricos, organizativos y programáticos del Nuevo Proyecto de Nación y su brazo operativo MORENA, no son producto de un capricho ni de un ataque de inspiración individual. Son el resultado de una construcción colectiva, participativa y consensada que contó con la colaboración de las mejores mentes del país en el campo de la ciencia, la política y la cultura. Es un producto totalmente articulado, cuya coherencia se manifiesta desde ahora y se pondrá a prueba en los meses subsecuentes, con resultados previsiblemente positivos.

5. La tarea inmediata será fortalecer la afiliación de protagonistas del cambio y la formación de comités en todas las localidades del país. Es algo que de entrada suena titánico, pero con esfuerzo y con disciplina las metas podrán cumplirse poco a poco. La organización es un proceso que deberá darse desde abajo y siempre con una visión de transformación que va necesariamente mas allá de lo electoral.

Esto es sólo el comienzo. Vamos siempre adelante en esta nueva etapa de regeneración nacional.

Samara

Gracias a Glorfindel por ayudarme a hacer esta reseña, a Xasni, Patasalada, Jacobino, y a todos los demás compañeros con quienes compartí estos momentos.